El cuero en los sofás: Tipos de cuero usados en los sofás

Uno de los materiales más habituales para tapizar sofás, es precisamente el cuero. Además, y debido a que se adapta a la temperatura de nuestro cuerpo, este material resistente es maravillosamente cómodo para sentarse. Sin embargo, ¿cuáles son los tipos de cuero usados en los sofás?

Estos son los tipos de cuero usados en los sofás

Lo primero que debes saber es que el cuero está disponible en una variedad de estilos y grados, que incluyen cuero de grano completo, de grano superior, de grano dividido, ante, nubuck, regenerado y de imitación.

Las diferentes variedades de sofás de cuero difieren en términos de calidad, durabilidad, textura y precio. El cuero en los sofás se puede conseguir en una variedad de colores y texturas.

Al buscar un nuevo sofá de cuero, es útil reconocer las cualidades y distinciones entre los distintos modelos. No olvidemos que un sofá de cuero es una inversión importante.

Por lo tanto, es fundamental saber exactamente lo que estamos comprando y cómo cuidarlo para mantenerlo en buen estado.

A continuación te hablamos sobre los diferentes tipos de cuero usados en los sofás:

Cuero de grano completo y grano superior

El cuero de grano completo se usa para tapizar los sofás y sillones de cuero más caros y de la más alta calidad. Debido a que proviene de la parte más alta de la piel del animal, es el tipo de cuero más grueso. Como resultado, es el cuero en los sofás más resistente y duradero.

Además, el tipo de cuero menos procesado es precisamente el cuero de grano completo. Cualquier rasguño o imperfección natural en este tipo de cuero no se lija ni se pule. Se le da un mayor énfasis a la textura inherente del cuero.

Además, para obtener esta calidad, el pelo se quita del cuero antes de sumergirlo en un color natural. El cuero no se pule ni se trata de ninguna manera después del remojo y el curtido.

Una característica distintiva de los sofás hechos de cuero de grano completo, es que se vuelven más cómodos y atractivos a medida que envejecen y se desgastan.

Otro aspecto a destacar, es que cuando te sientas en un sofá de cuero, se aclimata a la temperatura de tu cuerpo debido a su contenido de humedad.

Por otro lado, la apariencia del cuero de grano superior, es ligeramente más refinada. En este caso, la superficie del cuero curtido se pule para suavizar y eliminar cualquier imperfección. Gracias a esto, el cuero de primera calidad es extremadamente suave y mantiene la textura inherente del cuero.

Cuero dividido

Una vez que se ha eliminado el grano superior, se crea cuero dividido a partir de las capas restantes de cuero. En comparación con el cuero de grano completo, este tipo de cuero es más duro pero más frágil.

Como resultado, es una opción menos costosa. El cuero dividido sigue siendo 100 % cuero y, con el cuidado y el mantenimiento adecuados, puede durar mucho tiempo.

Por otro lado, el cuero dividido parece de color más claro y borroso en ambos lados. Dicha tonalidad es similar a la gamuza. Además, el cuero dividido se trata mucho más para imitar la textura suave y brillante del cuero natural de grano completo.

Debido a esto, este tipo cuero tiene una textura consistente sin desviaciones naturales.

Cuero de ante y nubuck

Hablemos ahora sobre el cuero en los sofás de ante y nubuck. El cuero de ante es el material más suave disponible, pero también es el tipo de cuero menos resistente a las manchas.

Por su parte, el cuero nubuck es una especie de cuero de vaca de grano superior que tiene el lado de grano pulido para darle una apariencia aterciopelada o de gamuza. El exterior tiene una apariencia más uniforme ya que ha sido tratado con un producto químico que le da esté acabado.

Es más asequible que los sofás de cuero de grano completo. Los sofás de nubuck, por otro lado, son más delicados y requieren más cuidados y mantenimiento para permanecer en buen estado. Además, para que sea impermeable, el cuero debe ser tratado con un sellador.

Cuero sintético

Los sofás de cuero sintético son muy populares, y como es de esperar, son una opción más asequible que el cuero original. El cuero sintético está hecho de plástico y tela recubierta de goma.

Los muebles de cuero sintético han recorrido un largo camino gracias a los avances tecnológicos que han mejorado la composición del material. Gracias a todo esto, el nivel de comodidad de los sofás de cuero sintético ha mejorado.

Es el tipo de cuero para sofás más rentable, ya que parece cuero real y es duradero. El cuero sintético es uno de los mejores métodos que tiene el fabricante de muebles para brindar la apariencia y el tacto del cuero original, por una fracción del precio.

Es importante aclarar que el cuero reconstituido o sintético, no es realmente cuero.

Si todavía tienes dudas, puedes venir a nuestro establecimiento situado en la Calle La Línea, en el Polígono Industrial El Manchón, en TomaresSevilla y Autovía Sevilla-Málaga Km 3,5. Nuestros asesores te orientarán sobre cuál es el mejor según tus necesidades. Si lo deseas puedes consultar nuestra selección de conjuntos 3+2chaise longue y rinconeras.

Podrás financiar tu compra hasta en 24 meses además, te llevamos tu sofá gratis a casa.

Destacados

Hemos enviado la guía a tu email

Share This

Copy Link to Clipboard

Copy