Guía sobre los diferentes tipos de colchones y sus características

Puede que ya sea hora de comprar un colchón nuevo si te despiertas por la mañana con dolor de espalda. Sin embargo, la industria del colchón ha evolucionado con el tiempo, ampliando los materiales disponibles. Por ello, en este artículo te hablamos sobre los diferentes tipos de colchones y sus características.

Pero si no has necesitado de un colchón nuevo por un tiempo, es posible que te encuentres algunas novedades con las que no estés familiarizado. Los colchones con muelles y somier, ya no son opciones exclusivas. En la actualidad tienes nuevos materiales acompañados de tecnología moderna.

¿Cuáles son los diferentes tipos de colchones y sus características?

La firmeza, el soporte y la durabilidad de un colchón están determinados por las capas y los materiales que lo componen. Adicionalmente, los diferentes procedimientos de fabricación pueden alterar la sensación de un material. Puedes seleccionar el tipo de colchón más adecuado a tus necesidades teniendo en cuenta estos aspectos.

Veamos a continuación, cuáles son los distintos tipos de colchones y sus características principales:

Colchones viscoelásticos

Los colchones viscoelásticos, también conocidos como colchones de espuma de memoria, son un tipo de colchón donde se utiliza espuma de poliuretano que ha sido tratada químicamente para aumentar su viscosidad.

Bajo calor y presión, la espuma visco elástica se ablanda y se adapta a las curvas naturales del cuerpo, con lo cual alivia los puntos de presión. También tiene un buen aislamiento de movimiento, por lo que es menos probable que te despiertes sobresaltado por el movimiento.

A pesar de ello, la espuma viscoelástica tradicional tiene un grave problema en términos de retención de calor. Es decir, su estructura densa dificulta la circulación del aire, lo que hace que el material sea menos transpirable.

Desde su introducción en la década de los 90’s, los fabricantes han incluido características de enfriamiento como aceites vegetales, gel, cobre o grafito, en sus colchones viscoelásticos.

Colchones híbridos

Para diseñar la cama «ideal», los fabricantes de colchones híbridos combinan espuma viscoelástica o látex, con muelles. El colchón híbrido fue creado con el objetivo de combinar los beneficios de dos camas separadas en un colchón.

Un verdadero colchón híbrido debe tener una capa cómoda de espuma visco elástica o látex, de al menos 2 pulgadas de grosor, además de una capa de muelles espirales encapsulados.

Si bien ofrecen los beneficios de ambos tipos de colchones, también tienen problemas, como sobrecalentamiento, alivio de presión y transferencia de movimiento. Los colchones híbridos también son voluminosos y costosos debido a la variedad de materiales que se utilizan en su fabricación.

Colchones de látex

Continuando con esta guía sobre los tipos de colchones y sus características, ahora hablaremos sobre los colchones de látex. Al comparar la espuma de látex y la espuma visco elástica, encontramos similitudes en el sentido de que se adhieren al cuerpo y aíslan el movimiento.

Sin embargo, los colchones de látex, a diferencia de los colchones de espuma viscoelástica, no se ajustan tanto al cuerpo, con lo cual tienden a ser más frescos. También tienen un rebote sensible, lo que hace que las personas que duermen sean menos propensas a sentirse atrapadas dentro del colchón.

Por otro lado, también hay que decir que los colchones de látex son voluminosos y difíciles de transportar. Este tipo de colchones también pueden ser costosos, dependiendo del tipo de látex que se use en el colchón. Se puede usar látex natural, o látex sintético en su fabricación.

Colchones de muelles o resortes

De todos los tipos de colchones y sus características que existen, estos son los colchones más tradicionales. De hecho, en la mayoría de los hogares encontramos colchones de muelles.

Como capa de confort, estos colchones tienen una estructura de soporte en forma de muelle de acero, con una parte superior de cojín delgada hecha de espuma o relleno de fibra. Además, los colchones de resortes tienen una estructura interior abierta que brinda rebote, soporte en los bordes y enfriamiento.

Colchones con la parte superior acolchada

Este tipo de colchones tienen una capa acolchada cosida en la parte superior, similar a los colchones de muelles o híbridos. La parte superior acolchada de estos colchones, proporciona un alivio vital de la presión y amortiguación, a diferencia de los colchones de muelles, que pueden resultar incómodos e inflexibles.

El acolchado superior a menudo esta hecho de algodón, lana o plumón. Además, suele tener al menos 1 o 2 pulgadas de grosor. Por otro lado, son colchones propensos al movimiento, y pueden volverse abultados o planos.

Y tú, ¿con qué colchón te quedas? Si todavía tienes dudas, puedes venir a nuestro establecimiento situado en la Calle La Línea, en el Polígono Industrial El Manchón, en TomaresSevilla. Nuestros asesores te orientarán sobre cuál es el mejor según tus necesidades.

Podrás financiar tu compra hasta en 24 meses además, te llevamos tu colchón gratis a casa.

Destacados
 

 

Tu suscripción se ha realizado correctamente

Share This

Copy Link to Clipboard

Copy