como limpiar un sofá de piel blanca

Cómo limpiar un sofá de piel blanco

Un sofá de piel blanco siempre es bienvenido en casa. Elegir un color como el blanco imprime a nuestra estancia un aire elegante y moderno, y además nos ayuda a reflejar la luz de nuestro salón, creando sensación de limpieza y amplitud. Características que bien podemos asociar a una decoración minimalista que se mantiene como tendencias durante los últimos diez años.

Esta armonía puede verse empañada cuando nuestro sofá de piel blanco comienza a perder parte de su color convirtiéndose en una pieza sombría, descuidada y amarillenta.

El tapizado en piel ofrece gran resistencia y durabilidad, por lo que su mantenimiento será muy sencillo. Siguiendo las pautas de limpieza adecuadas conseguiremos que nuestro sofá de piel blanco se mantenga como nuevo por más tiempo.

Factores como el calor extremo, la humedad y el aire muy seco, así como la exposición directa al sol puede causar daños irreparables en la apariencia de nuestro sofá. Grietas, zonas peladas y moho son algunos de los signos más visibles de que nuestro sofá de piel blanco está sufriendo daños en su tapizado.

limpiar un sofá de piel blanco

Un protocolo de limpieza cada quince días será suficiente para conservar nuestro sofá de piel blanco en condiciones óptimas. La limpieza de la tapicería en piel debe evitar el uso de productos muy abrasivos, así como intensos procesos de limpieza.

La limpieza de un sofá de piel blanco requiere de una higiene sencilla que nos permita eliminar los restos de polvo, evitar que se acumule suciedad sobre el tapizado y eliminar pequeñas manchas.

Cómo limpiar un sofá de piel blanco

Paso 1

Realiza un aspirado suave de toda la superficie, haciendo hincapié en los huecos más difíciles.

Paso 2

Con la ayuda de un paño humedecido con agua destilada y jabón neutro frota suavemente con movimientos circulares.

Paso 3

Utilizamos un paño humedecido en agua fría, retiramos la suciedad desprendida.

Paso 4

Para eliminar cualquier rastro de humedad, utilizamos un paño limpio y seco.

En ocasiones puede que nuestro sofá de piel blanco haya sido descuidado y presente desperfectos que necesitan algo más que una limpieza ligera. Para realizar una limpieza más profunda de nuestro sofá de piel necesitamos un recipiente con agua, añadimos detergente neutro y gel limpiador con aceite de pino. El aceite de pino tiene un gran poder desinfectante, higieniza y deja un fresco aroma a pino en nuestro sofá de piel blanco.

Si quieres dar un poco de brillo a tu sofá de piel, solo necesitas un poco de aceite de linaza y vinagre de vino blanco. Mezcla una parte de vinagre y dos de aceite, con la ayuda de un pulverizador aplica la mezcla sobre el sofá. Reparte la mezcla por toda la superficie del sofá. Deja que repose unos minutos y con un paño seco fruta sobre la superficie para que recobre su brillo.

Otros trucos para devolver el brillo a nuestro sofá son el talco, la cera de abeja y la clara de huevo. En el caso de los sofás de piel blanco o tonos claros puedes batir las claras al punto de nieve, aplicarlas sobre las manchas, frotar con un paño y pronto verás como la mancha va desapareciendo.

Si tienes un sofá de piel pero no es de color blanco puedes consultar el siguiente artículo: cómo limpiar un sofá de piel.

En Maxsofá te asesoramos de forma personalizada siempre que lo necesites, nuestro personal te acompañará durante todo el proceso de decisión hasta encontrar el sofá que mejor se adapta a tus necesidades.

Contamos con la mayor oferta de sofás en Sevilla de los mejores fabricantes nacionales a precios muy competitivos. Estamos en el polígono El Manchón, en Tomares (Sevilla). En Maxsofá podrás personalizar tu sofá con el tejido que más te guste. ¡Contamos con envío gratuito en la provincia de Sevilla, Huelva y Cádiz. Recogemos tu sofá y lo cambiamos por uno nuevo. Entra en la web y descubre todos nuestros modelos!

Destacados

Share This

Copy Link to Clipboard

Copy